Quantcast

Caída de árboles en Madrid: ¿Hay peligro para los ciudadanos?

La caída de siete árboles en las calles de Madrid en poco más de quince días ha desatado la polémica en las calles de la capital. Pocos son los ciudadanos que no se han enterado del trágico suceso que tuvo lugar el pasado 21 de junio en el Parque del Retiro de la ciudad en la que un hombre falleció debido a una pesada rama que cayó en su cuello y provocó su muerte fulminante.

Y este domingo, sin ir más lejos, una niña resultó herida al caer un árbol de grandes dimensiones encima de un banco próximo a la calle Menéndez Pelayo. Los hechos se produjeron a eso de las 20:30 de la tarde y la niña necesitó varios puntos para curarle la herida.

Así las cosas, no es de extrañar que cientos de elucubraciones hayan aparecido acerca de la seguridad del arbolado de toda la ciudad, provocando que la opinión pública desate su ira sobre los recortes que también están llegando a esta parcela. 

El Ayuntamiento de Madrid ha querido salir al paso y destacar que el accidente del Retiro “fue luctuoso y una desgracia humana muy importante” aunque asegura que no se puede hacer de un hecho puntual “una mantra de la inseguridad del arbolado de la ciudad de la capital”, la cual, añaden “es una de las masas arbóreas más importantes de Europa y el Mundo”.

Pero… ¿realmente es así? ¿Los árboles de Madrid son seguros o existe una relación causa-efecto con los sucesos ocurridos en las últimas semanas?

Es importante destacar que sólo en las calles de la ciudad hay más de 30.000 árboles, de los cuales, la gran mayoría, llevan establecidos desde más de cuatro o cinco décadas.

Luciano Labajos, miembro de Ecologistas en Acción y que fue jardinero durante mucho tiempo en zonas de la ciudad como el vivero municipal de la Casa de Campo, destaca que con la alta cantidad de árboles que tiene la ciudad, hay que asumir accidentes, ya que por muchas medidas preventivas que se tomen, siempre hay cierto riesgo de caídas de ramas viejas y en mal estado.

Sin embargo, Labajos apunta que evidentemente ese gran número de especies naturales que dispone la ciudad, necesita un adecuado mantenimiento. 

“Una cosa es que los accidentes puedan darse y otra bien diferente que se pongan medios para extremar el mantenimiento. Debe haber más medios y más personal cualificado inspeccionando los árboles, los cuales son ya envejecidos, adultos y en muchos caso maduros“, justifica el miembro de Ecologistas en Acción.

Estos árboles, que llevan muchos años en los parques y que han sufrido malas podas en el pasado, hacen que el riesgo de caída se acentúe. Y es ahí donde algunos colectivos sociales, como los sindicatos, aprovechan para recordar los recortes en Medio Ambiente que lleva haciendo durante la última legislatura el Ayuntamiento de Madrid. 

Ese el caso de Comisiones Obreras, que como recogía hace unas semanas 'El Diario', que denunciaba el trato diferente en cuanto a mantenimiento que tienen los parques y jardines de barrios como Villaverde y Usera a otros más céntricos y de mayor nombre como El Viso o la zona de la calle Serrano y Velázquez.

Otro factor a tener en cuenta es, como apuntaba el propio diario, la privatización del servicio de mantenimiento de los parques y los jardines de la ciudad, adjudicando esos servicios a empresas en los denominados “contratos integrales”, que engloban varios trabajos que hasta la actualidad se realizaban por separado. El objetivo, según CCOO, es ahorrar costes para despedir y recortar presupuesto destinados a la delegación que dirige Diego Sanjuanbenito.

En esa misma dirección se pronuncian los empleados de los parques y los espacios verdes de la ciudad. Francisco es jardinero desde hace 15 años en el parque del Retiro de Madrid. Nos cuenta que la situación ha cambiado de forma significativa desde que fueron contratados a través de una empresa privada cuyo concurso adjudicó durante la última legislatura el propio ayuntamiento.

“Hemos tenido recortes salariales continuos y que son preocupantes pero más aún lo son los que afectan a la seguridad de los árboles de la ciudad. Cuando hace siete u ocho años estábamos cinco personas para trabajar un área determinado del parque, ahora estamos tres o dependiendo de la época del año, dos. Y eso quieras que no se nota mucho”, explica.

La figura del jardinero en parques como El Retiro, El Capricho o el Juan Carlos I es fundamental. Sin embargo, es un puesto que no puede ocupar cualquier persona y para el que se necesita una gran formación tanto física como de conocimiento en botánica.

“Los jardineros especializados en temas de árbol ejercen una profesión muy seria. Es una rama cuyos profesionales necesitan de muchos años de formación. No vale cualquiera para subirse arriba y ver qué puede pasar. Es un oficio que se tarda años en aprender, que requiere de mucha cualificación técnica y física”, apunta Luciano Labajos. 

¿CÓMO ES EL ARBOLADO DE MADRID?

Además de los recortes, otro de los factores que se apuntan como posible causante de los accidentes es la longevidad y las especies arbóreas concretas que están establecidos en los parques y calles de la capital. 

En ese sentido, el experto de Ecologistas en Acción destaca que los árboles de Madrid son muy resistentes aunque la gran diversidad que existe hace complicado barajar si pueden afectar o no en este tipo de sucesos.

“Si es cierto que los árboles están mejor en su medio ambiente natural pero una vez que los instalas en las calles se adaptan al entorno en el que viven muchos años. Lo que sí que es verdad es que la vitalidad del árbol en una ciudad siempre es menor porque es un cultivo en un medio antropizado. Cuanto más se asemeje el árbol a donde es instalado, más posibilidades tiene de durar en la zona”, concreta el miembro de Ecologistas en Acción.

Luciano Labajos explica que los jardineros de Madrid saben a la perfección que especies son adecuadas para la ciudad y cuáles no. El problema, según nos cuenta, no radica, en concreto, en el tipo de árbol que se planta sino en el número de tiempo que llevan instalados en su espacio.

“El problema es que muchas especies llevan ya mucho tiempo plantadas y en el momento en el que se eligió esos árboles no se sabía que podían dar problemas. En Madrid hay muchos olmos, un árbol muy bueno pero que da dificulta la labor porque coge mucho volumen y mucha altura, mucho peso y para las calles no es una buena elección. Para el futuro, con la información que se tiene, ya se podrá hacer una mejor observación para que tenemos que elegir para nuestro clima”, concreta Labajos.

Desde el propio Ayuntamiento de Madrid exponen que todos los accidentes en los que se han producido estas peligrosas caídas de árboles en la vía pública se han producido en un entorno en la que la ciudad ha sufrido un “duro temporal de tormentas y viento”. 

Sin embargo, los expertos no creen que ni el clima ni la propia contaminación que afecta de manera importante a la ciudad sea causante directo de sucesos como el del Retiro. 

“Hay que contar con estos factores y más en una ciudad como Madrid. Es ahí donde entra la labor de los técnicos y los jardineros especializados. Cuando tienes árboles, asumes riesgos. Los arboles no se quieren caer, tienen su sistema de anclaje. Lo que hay que hacer es trabajar con árboles sanos, cuando esté en malas condiciones hay que retirarlo y para ello se necesita más personal”, asegura.

A pesar de todo lo expuesto, Luciano Labajos aconseja que para evitar cualquier tipo de problemas hay que aumentar las labores de vigilancia, eliminando los árboles que puedan causar accidentes. Una labor habitual de mantenimiento que hacen los jardineros. El miembro de Ecologistas añade que “la fatalidad ha hecho que la opinión pública se alarme en demasía por esta cuestión”.

Una cuestión que preocupa y mucho aunque no es la única que se denuncia desde organizaciones como Ecologistas en Acción o Comisiones Obreras. Otras como los incendios provocados, las basuras o los destrozos en los parques también están a la orden del día como las situaciones que más preocupan en cuanto a Medio Ambiente entre los vecinos de Madrid.

Comentarios de Facebook