martes, 29 septiembre 2020 23:51

Una joven que fue secuestrada y vendida se reencuentra con su madre 16 años después

Una joven bielorrusa de 20 años se ha reencontrado con su madre 16 años después de ser secuestrada. 

Cuando tan solo tenía cuatro años, la pequeña Olga Romanovich deambulaba con su madre por una estación de trenes del país tras abandonar su casa ya que su marido era un maltratador. 

La madre de Olga, que era alcohólica fue engañada por un grupo de gitanos, que la convencieron para viajar juntos a Moldova. Sin embargo, al parar en una estación de servicio la dejaron abandonada y se llevaron a la niña con ellos.

La niña fue vendida a cambio de dinero y unos pendientes a otra familia, que la rebautizó como María y que se ha encargado de su educación todos estos años. Más de 15 años después de su secuestro, Olga se ha vuelto a reencontrar con su madre biológica. 

“No estoy resentida con ella. Vivió muchas cosas y yo no puedo juzgarla, porque no tiene la culpa. Fue solo el destino”, asegura la joven en declaraciones del Sunday Express. 

A pesar de que no reniega de su vida, que tiene estudios de cocina y peluquería, Romanovich nunca dejó de preguntarse quién era realmente y cuáles eran sus orígenes. “Yo quería saber quiénes eran mis padres y mis familiares”, afirma Olga. 

El pasado mes de marzo comenzó a buscar pistas sobre cuál era su verdadera familia. Al acudir a la Interpol pudo localizar a su madre Tamara, que actualmente está muy enferma. 

Tras someterse a una prueba de ADN, Olga ha empezado a vivir con su tío en Minsk y asegura que han aceptado su regreso muy bien.