Compartir

En tiempo de crisis cualquier excusa es buena para ahorrar un dinerillo, por poco que pueda parecernos. Para este verano, la Dirección General de Tráfico prevé casi 41 millones de desplazamientos por carretera este verano y eso se traduce en una importante recaudación para las gasolineras. Últimamente llenar el depósito asciende a una suma casi prohibitiva, pero al tratarse de largos trayectos resulta imprescindible. Por eso, no vienen nada mal una serie de consejos con los que sea menos doloroso pagar el ticket de caja.

Como en todo, alrededor del repostaje del automóvil existen muchos mitos, pero no siempre son realmente efectivos. Uno de los que sí funciona, siempre que sea posible por el horario, es llenar el depósito a primeras horas de la mañana o incluso durante la madrugada, es decir, cuando las temperaturas son más bajas.

Esto se debe a que cuando se enfría el carburante, tanto la gasolina como el diesel, aumenta su densidad y hace que al perder volumen en el interior del vehículo dure más kilómetros. Esta técnica ha sido demostrada y utilizada en la alta competición, aunque en muchas modalidades sea ilegal.

Además, gracias a las nuevas tecnologías, podemos utilizar nuestro Smartphone para consultar una de las muchas aplicaciones disponibles en las distintas 'Stores' que publican en tiempo real el precio del combustible en las gasolineras que se encuentran más cercanas a tu ubicación. La mayoría son gratis y la más descargadas son Gasolina App, Combustible Pro o Whatgas Precios. La última de ellas es muy útil si tu ruta vacacional incluye desplazamientos al extranjero.