Compartir

Esto no es como empieza sino cómo acaba. España comenzó su andadura en el Mundial de Brasil mandando en el marcador. Probablemente nadie pensó que tras anotar Xabi Alonso el 1-0 ante Holanda, 'La Roja' no marcaría en los dos próximos partidos y encajaría dos dolorosas derrotas ante Chile y Holanda que dejaban a los de Del Bosque fuera de la Copa del Mundo a las primeras de cambio.

Mucho más dolorosa ha sido esa temprana eliminación de la selección española para algunos de los sectores económicos que más se aprovechan de los éxitos futbolísticos del combinado nacional.

Como por ejemplo, el sector de la hostelería. Los bares se convierten en un punto de encuentro para muchos de los aficionados que seguían la andadura de 'La Roja' en Brasil 2014. Unos locales que ya son conscientes de que la eliminación en la fase de grupos de España afectará y mucho a la caja que tenían prevista hacer durante el mes de junio.

Este es el caso de Antonio, que regenta un transitado bar en el barrio madrileño de Latina. Durante las Eurocopas de 2008 y 2012 y el Mundial de Sudáfrica 2010, afirma que las ventas subieron un 40% respecto a cualquier otro mes del año. Ahora, la tendencia, como nos afirma es bien distinta.

“En el partido ante Holanda si vino bastante gente. Sin embargo, la derrota parece que dejó a la gente fría y no tuvimos tantos clientes ante Chile. Ahora (por ayer) estamos preparando el choque ante Australia y dudo mucho que tengamos la mitad de la gente que el pasado miércoles”, explica Antonio.

Antonio destaca que habían incrementado en su local el pedido de refrescos, cervezas y aperitivos variados para este mes. “Nadie pensaba que España caería en primera ronda. Nos hemos quedado con cara de tontos”, concluye. 

En esa misma línea se dirige el secretario general de la Federación Española de Hostelería (FEHR), Emilio Gallego, quién espera que el pobre rendimiento del equipo de Del Bosque se deba “a un bache temporal”.

“Que España juegue un martes por la tarde en un Mundial acaba significando para nuestro sector que la semana tenga dos sábados“, apunta Gallego. 

Otro de los grandes afectados tras esta eliminación en la fase de grupos son los diferentes fabricantes de banderas y estandartes de la selección española.

La empresa madrileña Sosa Días recibió con motivo del Mundial de Brasil un encargo de cerca de 60.000 banderas de España. En los anteriores campeonatos en los que 'La Roja' salió victoriosa, tuvieron que hacer un pedido adicional debido a la gran expectativa que desbordó a muchos de los locales a los que suministraban todos estos emblemas. Sin embargo, este año la realidad es bien diferente. Así lo señalaba el presidente de la entidad, José Luis Sosa.

Teníamos pendiente la impresión de 25.000 o 30.000 banderas que evidentemente hemos tenido que suspender por la eliminación de España. Esto supone un golpe duro para las arcas del sector porque ni eventos como la coronación de Felipe VI como nuevo rey son capaces de generar tanta repercusión y actividad para nuestras empresas como el de un campeonato futbolístico”, aclara Sosa.

Una actividad, la de la producción de las banderas, que está sufriendo un duro golpe ya que está percibiendo como los establecimientos chinos están provocando una complicada competencia que está obligando a rebajar los costes de producción para llevar un producto más barato y de igual calidad para poder competir en el mercado.

Los medios de comunicación también han quedado especialmente dañados tras el 'descalabro'. Mediaset, grupo que tiene los derechos de este Mundial, sufrió una dura caída en el Ibex-35 en la jornada posterior a la eliminación de la selección española.

El grupo que dirige Paolo Vasile no cree, según ha afirmado vía Twitter, que la derrota de España “afecte de forma especial la audiencia de Telecinco y Cuatro” en los meses de junio y julio.

Pero ahora no es la audiencia la que puede preocupar en Mediaset sino el no recuperar la inversión efectuada para la compra de los derechos. Los principales analistas estiman en 15 millones de euros las pérdidas del grupo tras las derrotas de España ante Holanda y Chile en los dos primeros partidos en Brasil.

De la misma forma se verán afectados los dos grandes diarios deportivos de España. Tanto AS como Marca reducirán, previsiblemente, de forma exponencial sus ventas tanto durante el campeonato como después de éste, algo que lograron evitar en Sudáfrica 2010 con las distintas promociones que surgieron después de la victoria de los hombres de Vicente del Bosque.

Todo ese conglomerado, según un estudio realizado por el portal Kelisto.es, supone dejar de ingresar 600 millones de euros menos a la economía nacional. 

Ese mismo estudio apunta que el comercio minorista es el más perjudicado mientras que los bares y los restaurantes son los otros grandes damnificados.

Sin embargo, no todo son lamentaciones porque hay sectores como el de la electrónica que sí que han podido hacer su particular 'agosto'.

Así lo afirman los datos que ofrece Amazon y que señala que la venta de televisores, uno de los artículos más demandados de cara a todo este tipo de eventos deportivos, se incrementó un 51% en este periodo.

También tuvieron un aumento considerable en sus ventas otros productos como los tiradores de cerveza, que se han disparado un 371% desde que comenzó el Mundial, y las ventas de barbacoas que lo han hecho en un 64%.

Habrá que esperar al próximo campeonato, en Francia 2016, para volver a reunirnos en bares, engalanar nuestras terrazas y sentir un orgullo español que muchos han perdido. No tanto como lo que han dejado de ganar cientos de negocios a lo largo y ancho del país. Menos mal que viene el verano…