viernes, 14 agosto 2020 10:53

Becas comedor: El Gobierno se olvida de que los niños también comen en verano

Aunque se trate de un anuncio, no es una escena atípica ni inusual para muchos hogares españoles. La Fundación Educo denuncia, a través de este vídeo, que medio millón de niños no recibirán durante los tres meses de vacaciones su única comida completa al día. No es la primera vez que la Fundación recurre a este tipo de impactos para alertar de la complicada situación que atraviesan muchas unidades familiares en nuestro país. Antes que este anuncio, elaborado por José Corbacho y Juan Cruz, Educo creó el 'bocadillo mágico', donde una niña se imaginaba que comía un bocadillo de bacon porque su madre solo podía darle pan.

Dos producciones que denuncian una realidad. Como asegura Pepa Domingo, directora del programa de becas, “los anuncios están sacados de dos noticias reales”. La situación económica se complica, más incluso, y por ello Educo crea un programa de becas comedor que concederá ayudas a 96.000 niños durante este verano.

Se trata de un plan ideado hace justo un año. A través de datos recogidos por el INE, Educo denuncia que en la actualidad hay muchos niños que, pese a necesitarla, no pueden acceder al programa de becas oficiales del Gobierno. Pepa Domingo señala que “el Estado no engaña cuando dice que todos los menores que han pedido este tipo de ayuda la tienen, pero que no todos los que la necesitan la han podido pedir”.

¿QUIÉN REGULA ESTAS AYUDAS?

Según la Convención de los Derechos de la Infancia, el garante del bienestar de los menores debe ser el Estado. Partiendo de esa base, la Administración Central se hace cargo de las ayudas de transporte y comedor de los niños que deben desplazarse a otro municipio para acudir a su centro escolar porque en el suyo no exista esa posibilidad. En cuanto al resto de los menores, el programa de becas comedor depende de las comunidades autónomas, sobre las que no pesan actualmente unos requisitos de presupuesto destinado ni baremos que han de exigir.

De esta forma, son las entidades regionales las que establecen sus propias normas en este apartado. En los últimos años, pese a que la situación económica de los hogares no mejora, el sueldo máximo medio para la concesión de las ayudas ha disminuido y ahora, en algunos territorios, no debe exceder los 537 euros. Es decir, para las Corporaciones Autónomas, una unidad familiar que perciba 600 euros al mes puede hacerse cargo de los gastos del comedor escolar.

Además, y según denuncia Educo, Castilla-La Mancha lleva dos cursos escolares sin convocar este tipo de ayudas. Por otra parte, incluso dentro de la misma autonomía existe una discriminación regional. En Cataluña, los requisitos los marcan los consejos comarcales, por los que no todos los catalanes tienen los mismos requisitos para acceder a la misma beca. Esta situación, según la consejera catalana de Educación, Irene Rigau, cambiará durante el próximo curso.

Pese a tener requisitos diferentes, donde sí coinciden todas las administraciones es en la tardanza de los pagos. Según denuncia la directora del programa de becas de Educo, “todas las comunidades pagan con retraso y las familias deben adelantar el dinero a los colegios“. El proceso más llamativo es que el que lleva a cabo Extremadura. La Comunidad presidida por Juan Antonio Monago resuelve las ayudas de comedor en un único pago que ingresa en el mes de julio.

Otras de las dificultades que se encuentran los padres a la hora de solicitar una beca de comedor es la declaración de la renta exigida. Aunque pueda resultar llamativo, las comunidades autónomas solicitan los ingresos familiares de hace dos años. Esto supone que, con la incertidumbre laboral de España, la situación económica actual de un hogar puede distar mucho de la que atravesaba en 2012. Además, una unidad que no presentó la declaración de la renta no pueden acceder a este tipo de ayudas.

100.000 ALUMNOS QUE YA NO ACUDEN AL COMEDOR

El programa de ayudas de Educo se apoya en las peticiones que recibe de los distintos servicios sociales municipales y de los propios departamentos de dirección de colegios o institutos. Entre 2009 y 2012, el número de escolares que acude a los comedores se ha reducido en casi un 10%, es decir, 100.000 menores que antes comían en el centro ahora comen en casa. Según Pepa Domingo, esta tendencia es consecuencia de los problemas económicos familiares. Sin beca, este servicio supone un importante gasto para los hogares y prescinden de él cuando no pueden costearlo.

Pese a este descenso, con datos del Instituto Nacional de Estadística, 500.000 niños han recibido becas oficiales de comedor. Esto quiere decir que el Estado reconoce que estos menores tienen serias dificultades para poder alimentarse de lunes a viernes de manera correcta. Sin embargo, en verano no reciben esta ayuda. Para Pepa Domingo es “como si durante estos tres meses los niños no tuviesen que comer”.

A través del programa que pondrá en marcha durante el mes de junio, la Fundación Educo concederá 96.000 becas que sufragarán el comedor de los niños que participen en los campamentos o colonias que llevan a cabo las distintas asociaciones. Según la directora del programa de becas, “hay muchas instituciones que ofertaban actividades hasta el mediodía por no poder hacerse cargo de los gastos alimenticios“. Ahora, gracias a esta campaña, muchas han decidido reabrir este servicio.

En cuanto a la repercusión del anuncio elaborado por el actor José Corbacho y el cineasta Juan Cruz, desde Educo aseguran estar alucinados con el impacto conseguido. Pepa Domingo señala que “hay administraciones públicas no les ha gustado, pero eso significa que la situación que se denuncia es real”.

DONACIONES PRIVADAS

La dureza del anuncio ha producido que muchas personas se animen a colaborar con este programa. En la página web de Educo se recogen los distintos paquetes de donaciones disponibles. Pepa Domingo asegura que “cualquier ayuda es bien recibida porque las solicitudes no dejan de aumentar“. Las campañas de Educo se financian con aportaciones privadas, tanto de particulares como de empresas, pero en ningún caso por subvenciones estatales.

Artículos similares