Compartir

“¿La mierda a Sestao? ¡Pues no! La mierda ya no viene a Sestao; si no, la echo yo. La echo yo. Ya me encargo yo de que se vayan; a base de hostias, claro”. Así de explícito se mostró Bergara durante una reunión con varias inmobiliarias en marzo del año pasado, en la que las empresas trataban de cambiar la actitud del regidor hacia los inmigrantes.

Al parecer, varias inmobiliarias y familias inmigrantes de la localidad han denunciado a Bergara en los juzgados de Barakaldo, con el respaldo de SOS Racismo, por un presunto delito de prevaricación con el agravante de racismo. Según explica eldiarionorte.es, la denuncia viene precedida de las sucesivas y sistemáticas negativas del primer edil a empadronar a extranjeros.

Según las declaraciones recogidas por el diario de Nekane García, representante de SOS Racismo, “el empadronamiento es la clave para todo, para poder escolarizar a los niños, para acceder a la sanidad….Y el alcalde se niega. Hay niños en las familias que llevan más de dos años sin poder escolarizarse porque no tienen el empadronamiento”, declara García. 

Las polémicas declaraciones fueron grabadas con una cámara oculta y no se han sacado a la luz hasta ahora porque tanto las inmobiliarias como las familias afectadas esperaban un cambio de actitud del alcalde, que durante la reunión soltó otras perlas como: “ya sé que vamos a hacer un poco mal las cosas, pero entiendo que es en beneficio de todos”, “desde el Ayuntamiento se puede hacer mucho daño” y “no voy a prohibir que venga gente extranjera porque es imposible, pero la gente que no quiere nadie, que no venga a Sestao. Gitanos buenos hay muy pocos”.

Y como curiosidad, dos apuntes: antes de ocupar la alcaldía, Bergara fue director de Igualdad y Derechos Ciudadanos de la Diputación foral de Bizkaia. En la actualidad, Sestao tiene un porcentaje de población extranjera en torno al 7%, en la media del resto de la comunidad autónoma.