Compartir

Coca-Cola y Pepsi se han visto obligados a retirar un polémico ingrediente químico que contenían algunas de sus bebidas. Se trata del aceite vegetal bromado (BVO, siglas en inglés) que, según diversos estudios, deja residuos en la grasa corporal, en el hígado, en el cerebro y otros órganos. En el caso de la primera, la medida afecta a refrescos como Fanta, Powerade o Mountain Dew. Pepsi tuvo que retirarlo hace un año de su bebida energética Gatorade.

Este ingrediente es usado habitualmente como producto químico retardante del fuego. Ahora Coca-Cola ha anunciado que lo retirará de todas sus bebidas, después de que Pepsi hiciese lo mismo el año pasado.

El cambio se hará a sus bebidas a nivel mundial, lo que significa que también eliminará el ingrediente en Canadá y Latinoamérica. Sin embargo, Josh Gold, portavoz de la compañía de Atlanta, señaló que el ingrediente no se usa en muchos países.

El aceite vegetal brominado (BVO) ha sido el blanco de peticiones en Change.org de un adolescente de Mississippi que solicitaba que fuera eliminado de Gatorade y Powerade.

En lugar del BVO se usará acetato isobutirato de sacarosa, que de acuerdo con Coca-Cola ha sido usado en bebidas por más de 14 años, y éster de glicerol de madera de rosina, que se encuentra con mayor frecuencia en goma de mascar y bebidas.