Inicio Sociedad

Planeta Lowcost, una guía online de supervivencia en el extranjero

Compartir

A la mayoría de las personas que están desempleadas se les ha pasado alguna vez por la cabeza esa famosa frase de «voy a buscarme la vida al extranjero». Pero, está claro, que una cosa es decirlo y otra bien distinta hacerlo. Abandonar la familia, tus cosas, tu pareja y sobre todo, el entorno en el que has crecido y vivido tus etapas más importantes como persona hace complicado coger un vuelo con billete de ida pero sin fecha para el de vuelta.

Si eres de los decididos y no miras para atrás en tu arriesgada aventura, Planeta Lowcost te da un empujón definitivo para sobrevivir en el exterior. Tres son las periodistas que están detrás de este proyecto, Marta, Arancha y Tamara, que apenas lleva tres semanas de recorrido.

El objetivo de Planeta Lowcost es ayudar a aquellas personas que se lanzan a la aventura de trabajar en el extranjero. «Si nos pusiéramos nada más llegar a buscar información de un país del que conocemos muy poco o nada, no sabríamos por dónde empezar», apunta Arancha, una de los pioneras del proyecto.

«Vivir bien sin gastar mucho. No sólo nos centramos en ayudar a encontrar vivienda o trabajo sino también en facilitar el papeleo para entrar en el país y el acceso a la telefonía móvil, a Internet, lugares donde se puede comer bien y a buen precio. Intentamos tocar todos los aspectos y hacer la vida más sencilla a aquellos que se atreven a dar este paso», destaca.

Por el momento, son cinco las ciudades sobre las que Planeta Lowcost ofrece información de primera mano: Madrid, Dublín, Londres, París y Santiago de Chile. ¿Cómo hicieron esta selección? Estas emprendedoras cogieron como referencia el flujo migratorio del Instituto Nacional de Estadística (INE) para seleccionar aquellos lugares que serían más interesantes para hacer esa guía online de supervivencia.

No descartan que en el futuro se pueda ampliar ese listado de ciudades sobre las que poder ayudar. Para ello, necesitan la colaboración de nuevas personas que puedan desvelar los entresijos de aquellos lugares más recónditos de países como Estados Unidos o Japón, con un gran flujo migratorio de españoles.

Un proyecto de estas características necesita del apoyo de marcas publicitarias para potenciar la idea. Por el momento, Marta, Arancha y Tamara tienen en Más Móvil, la operadora española, su principal patrocinador.

¿CÓMO NACE EL PROYECTO?

Arancha nos comenta que ya tenían un blog alojado en el diario económico 'Expansión' en el que daban una serie de consejos para vivir de forma cómoda y barata en España. El pasado verano, nos cuenta, un grupo amplio de amistades se fueron al exterior en busca de trabajo y fue cuando pensaron en poner en marcha Planeta Lowcost. 

«Después de unos meses de trabajo y de organizar la página web hemos conseguido lanzar un proyecto interesante. Estamos potenciando el uso de las redes sociales para darnos a conocer, ya no sólo para la que gente que emigra en busca de trabajo sino también para estudiantes, trabajadores desplazados o incluso turistas que quieran disfrutar de su lugar de destino sin gastar demasiado«, concluye.

El funcionamiento de la página es muy sencillo. Tres secciones dividen cada una de las ciudades. Vive, donde los usuarios podrán averiguar dónde alquilar una casa, dónde comprar, qué compañía de teléfono es la más rentable, etc. En Descubre intentan dar solución a la parte más burocrática: qué banco, médicos. Y por último, Disfruta, apartado donde los lectores encontrarán cómo tener ocio en su ciudad sin gastar demasiado.

Con menos de un mes de vida, Planeta LowCost ha conseguido captar miles de visitas procedentes de todos los rincones del mundo. España, Reino Unido, México, Estados Unidos, Francia, Argentina e incluso China o Corea han sido algunas de las ciudades desde las que algunos españoles han querido contar sus experiencias. 

Si estás buscando respuestas sobre cómo vivir mejor en el extranjero, ya sabes que la opción de estas emprendedoras la tienes a mano, concretamente a un click de distancia. El viaje, corre ya a tu cuenta.