Compartir

El Complejo Hospitalario Universitario de La Coruña (CHUAC) ha divulgado el caso de un paciente de 50 años que fumaba cigarrillos electrónicos en una cantidad importante y que finalmente fue diagnosticado por la Unidad de Broncología del hospital de neumología lipoidea por cigarrillo electrónico tras una radiografía, un TAC y una broncoscopia.

El paciente, que se encontraba en el hospital por otros motivos, fumaba mientras estaba ingresado hasta cinco cargas diarias, lo que equivaldría a unas cinco cajetillas. Los síntomas de la neumonía comenzaron con tos, fatigas y disnea. 

El anuncio de estos facultativos echa más leña al fuego del debate en torno a la regulación del cigarrillo electrónico y los vapeadores. Se trataría del primer caso de de Estas características documentado en España, el segundo en el mundo.

LOS VAPEADORES RESPONDEN

En un comunicado la Asociación Nacional Española de Vapeadores (ANEV) muestra gran escepticismo ante la supuesta vinculación directa entre el uso del cigarrillo electrónico y el caso de neumonía lipodea exógena que un equipo médico del Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (CHUAC) asegura haber encontrado.

Según explica Pedro Cátedra, presidente de ANEV, “la llegada a España del cigarrillo electrónico es relativamente reciente, pero en Estados Unidos se vapea desde hace 12 años y en Italia desde algo más de 10, sólo por poner dos ejemplos. Según las estadísticas, en los últimos 12 años se han contabilizado 60 millones de vapeadores en el mundo. En España actualmente se estima que hay alrededor de un millón de vapeadores. Incluso en el caso de que el paciente estudiado por el CHUAC estuviera realmente relacionado con el uso del cigarrillo electrónico, según sus propios datos, se trataría del segundo detectado en el mundo. No nos parece representativo.”