Compartir

La foto de Marwan, el niño sirio de cuatro años que cruzó el desierto, ha conmovido al mundo entero, llegando a viralizarse la imagen por las redes sociales después de que un integrante de ACNUR la hiciera pública en Twitter. Pero la historia que se ha contado es falta, puesto que el niño no viajaba solo.

La interpretación que se ha dado de la foto es que el pequeño cruzó el desierto solo huyendo de la Guerra Civil donde había perdido a casi toda su familia. El niño cargado con una bolsa de sus pocas pertenencias vivió la dura experiencia de caminar junto con un numeroso grupo de refugiados sirios a través de un largo camino y afortunadamente no viajaba solo.

Este es uno de los muchos casos en los que una fotografía viral se ha interpretado de forma falsa. Aun así, Marwan ha enternecido las redes sociales y la conciencia sobre el conflicto en Siria.