Compartir

Hay negocios que están al alza, eso está claro, y uno de ellos es el del mercado de segunda mano.

Los datos son claros: La mitad de la población española, es decir, 22 millones de consumidores (el 50,7% de la población adulta), ya acude al mercado de segunda mano.

Así lo pone de manifiesto un estudio denominado 'La compra y venta de productos de segunda mano en España' elaborado por la consultora Simple Lógica.

Los datos de su evolución no dejan lugar a dudas: Ha crecido un 10% desde 2010 y se ha duplicado desde 2004.

Y es que se puede participar en el mercado de segunda mano en una triple dirección.

Están los que van a comprar (el 45% de esos 22 millones), los que van a vender (el 33,4%) y los que acuden a hacer ambas cosas (el 27,8%).

Sin embargo estas cifras cambian en función del canal elegido para participar en este comercio de segunda mano.

Desde Cash Coverters, con 80 tiendas en toda España, aseguran que en su caso registran un 77,1% de clientes que van a comprar frente al resto.

Precisamente esos canales también han evolucionado. Si en 2010 era Internet el principal canal de venta, ahora son las tiendas especializadas igual relevantes y populares para este tipo de comercio. También destacan, aunque por detrás de los canales anteriores, los mercadillos.

El perfil de consumidor medio tiene como mucho 35 años, va en busca de un artículo concreto y es de clase media. Este perfil aglutina el 33,2% de los consumidores.

Desde Cash Converters nos desvelan que muchos de esos compradores son usuarios que van a probar una nueva afición para la que requieren algún artículo. Es decir, una persona que, por ejemplo, ha decidido empezar a jugar al pádel, en vez de comprarse una pala nueva, lo hace en una tienda de segunda mano para gastarse menos por si acaso su nueva afición no terminara de convencerle.

Este es uno de los consumidores 'tipo', pero hay más.

MAESTROS EN EL ARTE DE COMPRAR

Este tipo de usuario aglutina el 22,6% del total. Se trata de expertos compradores, leales a unas marcas y unos establecimientos concretos. No miran el precio sino la calidad y tienen un alto presupuesto para elegir el artículo que quieren.

EL 'OPEN-MINDED'

Suponen un 21% del total. Tienen un amplio presupuesto y por ello se dejan llevar y entran a curiosear en los establecimientos para comprar productos nuevos para ellos.

CENTRADOS EN EL PRECIO

Esta tipología engloba otro 21% de los consumidores. Estos tienen un presupuesto más ajustado y es lo que condiciona sus compras. Se atienen a los productos conocidos y se guían por los consejos de otros.

¿QUÉ BUSCA EL CONSUMIDOR A LA HORA DE COMPRAR Y VENDER?

Los consumidores que van a comprar, lo tiene claro: Buscan el chollo. Así lo dice el 92,6% de ellos, seguido por aquellos que buscan comenzar nuevas aficiones limando gastos (lo que nos revelaban desde Cash Converters) y los que buscan encontrar productos agotados o antiguos.
A la hora de vender, la mayoría (un 75,1%) dice que busca desprenderse de lo innecesario, mientras que un 73,7% dice que conseguir un dinero extra.

LOS MÁS DEMANDADOS

Los productos de imagen y sonido son sin duda los reyes del mercado de segunda mano según este estudio, seguido de los de informática, las telecomunicaciones, los DVDs y los CDs.
Por detrás, el material deportivo y los instrumentos musicales, junto a pequeños electrodomésticos, pequeños muebles, complementos decorativos, joyería, bricolaje, herramientas y antigüedades.

Eso es lo normal pero hay también productos exóticos: ataúdes, trajes de esgrima, chalecos antibala, armaduras, pequeños batiscafos y hasta cabezas de toro, según nos indican desde Cash Converters.