Compartir

La madre de Wounda fue asesinada por unos cazadores furtivos, por lo que esta chimpancé solo pudo salir adelante gracias a la ayuda los cuidados del Instituto Goodall. Tras meses de cuidados intensivos, este vídeo muestra cómo Jane Goodall y el resto de los cuidadores se dirigen a soltarlo de nuevo en su hábitat natural. La reacción de la chimpancé, tan agradecida, tan humana, resulta impresionante.