Compartir

“Comienza el segundo día de huelga estudiantil contra las reformas del Gobierno en materia de educación. Como en casi todas las huelgas, las cifras de seguimiento son dispares dependiendo de quién las proporcione. El Ministerio de Educación calificó el alcance de las protestas de ayer como “muy desiguales”, mientras que el Sindicato de estudiantes lo cifró entre un 80% y un 90%.

Desde profesores de infantil hasta los de universidad están llamados a hacer huelga el día de mañana, mientras que hoy se encargarán estudiantes y padres de alumnos de llevarla a cabo. Los universitarios fueron los más reivindicativos en el día de ayer, formando barricadas y colgando pancartas en lugares como la Ciudad Universitaria de Madrid en contra del ministro de Educación, José Ignacio Wert, y su reforma.

Desde el Gobierno, la secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio, declaró ayer que “los profesores secundarán la huelga porque tienen el empleo asegurado”, y que la huelga no “beneficiaría a nadie”.

RECHAZADA, DESDE EL PRINCIPIO

La reforma de la ley educativa se rechazó desde un primer momento por todos los sectores y niveles a los que afecta la LOMCE. En pocos meses se redactó esta ley que poco diálogo ha tenido con los demás partidos políticos, e incluso con la sociedad. Un cambio educativo que muchos profesores universitarios consideran “brusco y farragoso”.

Cambiar un sistema tan complejo como es el de la educación en un corto periodo de tiempo y sin la aprobación de los afectados es lo que ha llevado a la comunidad educativa a rechazar la reforma del Gobierno. Entre otras medidas que la ley contiene, la vuelta a las reválidas supone unas pruebas de evaluación continua y al final de cada ciclo que servirán, en el caso de primaria, de orientación y carácter informativo, y en Secundaria y Bachillerato todas las calificaciones y pruebas finales servirán para acceder, o no, a una formación profesional o a enseñanzas universitarias, orientando el itinerario al alumno.

La segunda jornada de huelga a favor de la educación pública comienza hoy para todos los estudiantes, en contra de los recortes que el sistema público afronta y de la reforma del ministro Wert.