Compartir

Internet se ha revelado como 'El Dorado' de los chollos. Entre las ventajas del comercio online para el consumidor no solo se cuentan la comodidad de poder comprar desde el sillón de casa o hacerlo a cualquier hora, sino que casi desde los albores de la industria online, se han encontrado mejores precios. De hecho, permite ahorrar hasta 70 euros de media por pedido.

Los motivos son claros: el ahorro en costes fijos es muy importante para las empresas que trabajan online que, además, ven multiplicados sus potenciales clientes a todos los usuarios de la Red.

Pero ya no son solo mejores precios. En los últimos tiempos el sector ha vivido una vuelta de tuerca (muy interesante para los consumidores) con la proliferación de los clubes de compras especializados en ofertas. Sitios como Privalia o ShowRoomPrive en el caso de ropa y accesorios, o Atrápalo, por ejemplo, en el caso de 'experiencias' de ocio y servicios.

Y la última incorporación: los sitios de compras colectivas, como Groupon o Groupalia. El concepto en este caso es el mismo que el de los antiguos cupones de descuento que se repartían en el metro o los mercados, pero aplicado a Internet. El usuario tiene un margen normalmente de meses para consumir el cupón.

¿Y SI ADEMÁS GANAS DINERO?

Cuando Felipe Louro decidió fundar RedOferta, una nueva plataforma cien por cien made in Spain que vio la luz en julio de este año, sabía que debía ofrecer algo más que descuentos para competir. “Nuestra principal diferencia con respecto al resto es el pago de comisiones por las compras que hacen los usuarios de la red de contactos de cada uno”, cuenta.

Así, como si un negocio piramidal se tratara, los clientes registrados (ahora mismo, ya 10.000) se benefician por partida doble: a los descuentos en los cupones, que en esta plataforma son de al menos el 50 por ciento, se suma la posibilidad de generar ingresos. Éstos se pueden consumir en nuevas compras, o bien, pedir el ingreso del dinero en cuenta. “Las comisiones se van ingresando en una cartera virtual. El mínimo generado para que pueda haber un ingreso tienen que ser de 20 euros”.

Las comisiones van creciendo con la red: los amigos y contactos directos le suponen al usuario una comisión del 0,2 por ciento del importe de lo que compren, los amigos de sus amigos, el 0,3 por ciento, y así hasta llegar a un máximo del 2 por ciento.

“Un usuario con una red activa puede ganar ahora mismo unos 15 ó 20 euros al mes, pero las redes aún son inmaduras. Calculamos que cuando se llegue a 500.000 clientes registrados un usuario podrá ganar entre 200 y 300 euros al mes, lo que en muchos casos es una ayuda importante”, explica Louro.

Otro de los factores que, desde la empresa, creen que puede atraer a un segmento importante de los clientes, es su vertiente social: RedOferta ha llegado a acuerdos para donar el 5 por ciento de su beneficio bruto a diversas ONG de toda España, como ACNUR, Fesbal o la Cruz Roja.

EL BENEFICIO DEL ANUNCIANTE

Con descuentos que en muchos casos superan el 50 por ciento, ¿qué beneficio les queda a las empresas que participan en estas plataformas? Desde RedOferta explican que, al principio, había empresas que perdían dinero porque era todo muy nuevo y no se hacía un cálculo de costes y beneficios. Ahora eso no pasa, y se sucede es consciente.

“En realidad, para muchas empresas es una oportunidad para hacer publicidad sin coste. Solo pagan una comisión sobre lo que ya han vendido”. Además, es habitual que, en el caso de las PYMES, las plataformas ayuden a establecer un precio razonable en la oferta teniendo en cuenta también la comisión que ellos se llevan (ahí reside el negocio). “Nosotros hemos trabajado para ajustar mucho las comisiones a los anunciantes, oscilan entre un 15 y un 30 por ciento del cupón, en la mayoría de los casos se sitúan en un 20 por ciento”, dice Louro.

Al final se trata de lograr la fórmula adecuada para dar con la cuadratura del círculo: que ganen todos, el anunciante, la plataforma y el consumidor.