Compartir

Las advertencias sobre la salud en los paquetes de tabaco serán más grandes. Los parlamentarios europeos votan la norma que aprueba el aumento de tamaño de estos avisos, así como otras disposiciones, como la prohibición de los cigarrillos mentolados y de sabores. La votación llega tras varios retrasos y denuncias de presiones por parte de la industria tabaquera.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha pedido a los parlamentarios que no cedan a las presiones de la industria tabaquera para descafeinar la legislación, cuyo objetivo es evitar que los jóvenes empiecen a fumar.

“La industria del tabaco está de nuevo haciendo un esfuerzo extraordinario para evitar que se regulen sus productos, precisamente porque la regulación funciona muy bien para reducir el gran daño causado por los productos del tabaco”, ha dicho la directora general de la OMS, Margaret Chan, en un comunicado. “Pido a los parlamentarios de la UE que se mantengan firmes ante estas presiones”, ha resaltado.

Los ministros de Salud de 16 Estados miembros, entre ellos la española Ana Mato, también han reclamado a los eurodiputados que respalden la directiva para concluir su tramitación antes de que acabe el año.

PROHIBIR LOS MENTOLADOS

La comisión de Salud Pública aprobó también prohibir los mentolados –una medida que algunos eurodiputados quieren que se reconsidere– y los cigarrillos de sabores y regular por primera vez los cigarrillos electrónicos.

Y en contra de la opinión de los Gobiernos reclamó prohibir además los cigarrillos ultrafinos (con un diámetro inferior a 7,5 milímetros) y los paquetes con menos de 20 cigarrillos. El texto final de la directiva sobre productos del tabaco debe ser acordado tras el voto de este martes entre los Estados miembros y la Eurocámara.