Compartir

Septiembre. Has vuelto a la oficina presumiendo de un favorecedor bronceado de playa, pero sabes que, en cuanto pases unos días sentado bajo las luces de los fluorescentes, el moreno, inevitablemente, te irá abandonando. Los geles de ducha y cremas ultrahidratantes evitarán que la piel se seque y se descame más rápidamente, pero en un mes o mes y medio, como máximo, se habrá renovado totalmente y …