Compartir

Talavante ha sido el protagonista de la cuarta encerrona en solitario de su carrera por la baja del diestro sevillano José Antonio Morante de la Puebla, aún no recuperado de la cogida de Huesca y con el que iba a compartir un mano a mano, pero que, sin embargo, ha querido acompañar esta tarde desde el callejón al torero extremeño.

Se han lidiado seis toros de la ganadería de Zalduendo, justos de presentación los primeros, mejores el tercero y el cuarto, que fue indultado.

La plaza registró tres cuartos de entrada en una corrida ofrecida por TVE, que un año después volvía a retransmitir un festejo taurino.