Compartir

Cuando Andrew Britton cayó enfermo durante su luna de miel pensó que se debía a la resaca tras el banquete. Nueve meses después, tras pasar por tres hospitales y comprobarse que sufrió seis paros cardíacos, está a la espera de un trasplante de corazón después de que su cuerpo quedara muy afectado por un virus, según informa «Daily Mail». El joven, de 33 años se desmayó pocas horas después de aterr…