Compartir

Las diputadas regionales del PSOE de Castilla-La Mancha Blanca Fernández y Raquel Vetas han ofrecido hoy ruedas de prensa, en Toledo y en Talavera de la Reina, y se han referido a la reunión que ayer mantuvieron los presidentes de Valencia y Murcia, que consideraron que el trasvase Tajo-Segura es “irrenunciable” para las dos regiones por su carácter estratégico y socioeconómico.

Según ha explicado Blanca Fernández, lo consensuado por Murcia y Valencia y los regantes del Levante en el memorándum del agua es “extremadamente grave” ya que plantean que se modifique la ley para que Castilla-La Mancha no tenga el uso prioritario del agua de sus cuencas.

Ha afirmado que el memorándum pretende fundamentalmente “que el trasvase Tajo-Segura se consolide y que Castilla-La Mancha no tenga derecho prioritario sobre el Levante” con el agua de la comunidad autónoma castellanomanchega.

La diputada socialista ha alertado sobre la gravedad de esta pretensión y ha recordado la reunión de hoy entre Rajoy Valcárcel, en la que, probablemente, se aborde la posibilidad de que el memorándum se eleve a rango de ley.

Fernández ha dicho que es urgente que Cospedal convoque a la Mesa del Agua, en la que están representados todos los agentes sociales de Castilla-La Mancha.

“Es urgente que se sepa con transparencia y con rigor qué dice ese memorándum y cómo afecta a los intereses legítimos de Castilla-La Mancha”, ha enfatizado Fernández.

En este sentido, Fernández ha asegurado que en el memorándum consta expresamente que se quiere derogar la disposición adicional primera de la ley 11/2005, que modificó el Plan Hidrológico Nacional (PHN) para que Castilla-La Mancha tuviera derecho prioritario sobre el agua de las cuencas de la comunidad autónoma.

“Se hace con un lenguaje confuso, se dice que se quiere revisar la disposición adicional primera, no se dice que contiene, pero evidentemente es eso lo que se quiere modificar”, ha añadido.

Ante estas pretensiones, el PSOE considera que “Cospedal no puede dar la callada por respuesta”, según Fernández, quien ha reiterado que “sería importantísimo” reunir a la Mesa del Agua e “imprescindible” la reunión entre Rajoy y Cospedal.

Por su parte, Raquel Vetas ha pedido a Cospedal que se pronuncie “tajantemente” en contra del trasvase y ha dicho que “no podemos seguir cediendo agua al Levante” porque de lo contrario a Castilla-La Mancha solo llegarán “restos y aguas residuales”.