Compartir

Hace cuatro décadas que Suecia vivió un misterioso y extraño secuestro que rompió con todos los manuales escritos hasta la fecha, e instauró un nuevo término en el lenguaje psicológico: el 'síndrome de Estocolmo'. El 23 de agosto de 1973 la tranquila ciudad nórdica vio alterado su día a día.