Compartir

Es fama que los desatinos masculinos a la hora de aliviar la vejiga generan tremendas trifulcas en el hogar y son incluso causa de separación y divorcio. Pero hasta ahora la falta de tino con las micciones varoniles no acarreaba multas ni sanciones administrativas, algo que ocurrirá pronto en China. Quienes no demuestren su puntería al utilizar los mingitorios públicos serán multados a partir de s…