Compartir

En el verano apetecen las ensaladas y los pescados: una alimentación que nos proporciona salud y placer. El Cantábrico nos suministra de tres pescados que no pueden faltar en nuestra mesa, ya que además de su sabor son auténticas medicinas: la sarda, la anchoa y el magano.