Compartir

No obstante, los doctores han tranquilizado al entorno del torero, que está consciente, y cuya evolución es más lenta dado a que aún posee los niveles de sangre “un tanto bajos”, pero la situación -han recalcado las fuentes- está “totalmente controlada”.

Dependiendo de como pase la noche y de la evolución en las próximas horas, Morante podría pasar a una habitación de planta de la clínica Quirón de Zaragoza a lo largo del día de mañana.

Morante de la Puebla resultó herido este sábado en el primer festejo de la feria de Huesca y fue operado en la enfermería de la plaza de una cornada de pronóstico grave con tres trayectorias en el muslo izquierdo.