Compartir

Unas simples botas montadas toscamente sobre unas pequeñas ruedas. He aquí unas rudimentarias zapatillas de hockey. Así se confeccionaron los primeros calzados deportivos a comienzos del siglo XX, cuando la creatividad y el ingenio primaban ante la ausencia de la sofisticación de la tecnología actual. Un tiempo en el que los ciclistas ascendían los Pirineos pedaleando con unos zapatos que bien pod…