Compartir

Un grupo de europarlamentarios presentó en septiembre de 2012 una declaración ante la Cámara comunitaria para pedir el establecimiento de un Día Europeo en Memoria de las Víctimas del Holocausto Romaní y hacer visible la tragedia de este colectivo.

Además, argumentaron que el desconocimiento de la historia del pueblo romaní por parte de la sociedad contribuye a los prejuicios de que es víctima esa comunidad y representa un obstáculo para su aceptación e integración.

Más del ochenta por ciento de los gitanos europeos fueron detenidos, ejecutados o muertos en las cámara de gas, en los campos de exterminio, según un manifiesto presentado hoy.

“Los gitanos hemos sufrido varios holocaustos; las instituciones debéis velar porque las directivas europeas dirigidas a la protección de los roma se empiecen a cumplir”, reclamó Mariano González, de la Unión Romaní, que presidió el acto.

Añadió que esa tragedia de los gitanos nunca fue reconocida plenamente y tampoco llegó “la reparación en justicia que este pueblo sin estado debería haber recibido.

Los representantes de las organizaciones gitanas pidieron al Gobierno español que recoja el compromiso de la memoria y adopte todas las medidas educativas, sociales, políticas, legislativas y de sanción para que el racismo y las organizaciones que lo promueven no tengan posibilidades de desarrollarse e influir en la sociedad, y en los jóvenes en particular.

El acto acabó con el himno internacional gitano “Gelem Gelem”, compuesto a partir de una canción popular de los países de la Europa del Este, cuyos versos relatan episodios de los gitanos recluidos en los campos de concentración nazis durante la Segunda Guerra Mundial (1939-45).