Compartir

Una madre sueca ha hecho público hoy el nacimiento milagroso y agitado de su hija en un automóvil, conducido por el padre, que se salió de la carretera, volcó cuando iban camino de la maternidad y dio cuatro vueltas. “Ya me siento mejor, pero me duele todo el cuerpo”, declaró al canal de televisión pública SVT la madre, Samaher Mezban. El domingo al caer la noche, en momentos en que su marido la conducía de urgencia a la maternidad de Gaevle (este), ella se encontraba en el asiento del pasajero cuando nació su hija. “Ella me dijo: ¡Está saliendo!, ¡está saliendo! Vi salir a mi hija y caer directamente de cabeza al piso del automóvil”, contó el padre, Mokhles Raheema.

Al dejar de prestar atención a la ruta el vehículo se salió de la vía, cayó en una cuneta y dio cuatro vueltas. Cuando el auto se estabilizó, Raheema vio que su mujer estaba a su lado y que los otros dos hijos suyos (de 1 y 8 años) que viajaban en el asiento trasero, estaban conscientes, pero no encontraba a la recién nacida. Finalmente la halló bajo el asiento, bajo su madre. “La fui a buscar y la cargué. Estaba llorando”, explicó el padre. Los servicios de emergencias, advertidos por otro automovilista, pudieron transportar a los cinco miembros de la familia en buena salud al hospital.