Compartir

Catalina Tolosa, de 69 años, se convirtió ayer en la primera víctima de 2013 por violencia de género en Extremadura y la número de 30 de mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas este año en España.

Su marido, de 78 años, de quien se encontraba en trámites de separación y sobre el que pesaba una orden de alejamiento, que ya había quebrantado en otra ocasión, le propinó varios golpes con un martillo que acabaron con su vida y se entregó poco después a la Guardia Civil para confesar el crimen.

El Ayuntamiento de Villafranca de los Barros ha celebrado hoy un pleno extraordinario y una concentración, a la que han asistido el delegado del Gobierno, Germán López Iglesias, y el consejero de Salud y Política Social, Luis Alfonso Hernández Carrón.

Este tipo de concentraciones, en las que se ha guardado un minuto de silencio en recuerdo de esta nueva víctima de la violencia machista, se han ido repitiendo a las puertas de los consistorios de distintas localidades extremeñas, en llamamiento hecho por el Instituto de la Mujer de Extremadura (IMEX), a través de la Red de Oficinas de Igualdad de la Comunidad Autónoma.

Las concentraciones se han celebrado a las 12.00 horas -salvo en Cáceres, que está convocada para las 20.00 horas- y a su término se ha leído un manifiesto de repulsa contra este crimen y contra la violencia de género.