Compartir

Explorar la India es cumplir un sueño. Hacerlo para celebrar nuestro viaje de novios es. sencillamente increíble. Siendo sincero, nunca he sido un fanático de las bodas y considero un auténtico coñazo a quienes lo son, pero dar el paso a mis 29 añitos me ha encantado, es inútil negarlo. Con mi primera birra Kingfisher del viaje en la mano, advierto que no pensé que llegaría tan pronto. Nueve inten…