Compartir

Castrillón (Asturias), 30 jul (EFE).- La primera mina española con galerías submarinas, situada en el acantilado de la playa de Arnao, en el concejo asturiano de Castrillón, ha abierto hoy al público después de que los incendios y, sobre todo, las filtraciones de agua del mar, obligaran a su cierre en 1915.