Compartir

El Papa y los tres millones de jóvenes que participaron ayer en la misa de clausura de la JMJ en la playa de Copacabana rezaron por las víctimas del accidente de tren en Santiago de Compostela. Durante la oración de los fieles, momentos antes de la Comunión, una joven pidió por las almas de los fallecidos y la recuperación de los heridos en la tragedia ocurrida el pasado miércoles, en el que perdi…