Compartir

Los entrevistados adoptaron posturas más flexibles frente a algunos temas abordados con más rigor por la Iglesia Católica y por el propio papa, de acuerdo con la encuesta del Instituto Datafolha, cuyos datos fueron publicados en el diario Folha de Sao Paulo.

El 65 % de los jóvenes consultados defiende el uso de preservativos en las relaciones sexuales y el 55 % considera que el papa debe asumir esa posición.

Frente a la píldora anticonceptiva, el 53 % aprueba su uso y el 44 % cree que el papa debería tener la misma postura.

En temas como la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, sólo el 25 % apoya ese asunto y el 21 % es favorable a que el pontífice asuma esa defensa.

En cuanto a la píldora del “día siguiente”, que la Iglesia considera como abortiva, el 32 % la respalda y el 28 % dice que el pontífice debería adoptar esa posición.

En otros temas, los entrevistados coinciden entre su posición personal y lo que piensan sobre la actitud que el papa debe asumir.

Por ejemplo, el 54 % rechaza que las mujeres accedan al sacerdocio y el 56 % piensa que esa debe ser la actitud del papa.

El 64 % está a favor del celibato entre los sacerdotes y el 63 % cree que eso es lo que el pontífice debe defender, mientras que un 75 %, tanto para los propios entrevistados como para lo que según ellos debe sostener el papa, rechaza el aborto en cualquier circunstancia.

La encuesta, siempre con preguntas de carácter personal acompañadas de un segundo interrogante sobre lo que el papa debe hacer frente al mismo tema, fue realizada con 1.279 participantes de la JMJ con un margen de error del 3 por ciento.