Compartir

En un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores considera que en estos momentos es esencial “dejar de usar la calle” como espacio de confrontación política y recuperar el diálogo y la negociación para evitar una escalada de la violencia y avanzar en la transición democrática.

En este sentido, España reitera la vigencia de las conclusiones del Consejo de Asuntos Exteriores de la Unión Europea del pasado 22 de julio en el que instaron a las autoridades interinas de Egipto a liberar a su presidente derrocado Mohamed Mursi, así como a todos los prisioneros políticos.

El Ministerio de Sanidad egipcio ha confirmado que al menos 38 personas han muerto y 180 han resultado heridas en los choques de las últimas horas entre partidarios del depuesto presidente Mohamed Mursi y la policía en El Cairo.