Compartir

En concreto, el supuesto autor de los hechos ha sido interrogado por los agentes y posteriormente puesto en libertad, imputado por un delito de incendio por el que posteriormente podrá ser llamado a declarar por las autoridades judiciales en el marco de estas pesquisas.

En concreto, en la zona se encuentran trabajando más de 130 personas, entre efectivos de la Guardia Civil, la Policía y el Instituto Balear de la Naturaleza (Ibanat), además de nueve medios aéreos, con el objetivo de apaciguar las llamas si bien por el momento no ha podido ser controladas, por lo que se prevé que las tareas de extinción continúen durante las próximas horas.

El fuego, originado por causas que se desconocen a las 12.27 horas, ha calcinado hasta ahora más de 800 hectáreas forestales de la zona mientras que ha obligado a desalojar un total de 15 viviendas, así como a 26 personas, según han explicado las mismas fuentes.

Por su parte, el presidente del Govern, José Ramón Bauzá, quien se ha trasladado al Ayuntamiento de Andratx para conocer de primera mano los trabajos de extinción, ha anunciado que este sábado llegarán 70 efectivos más de la Unidad Militar de Emergencias para colaborar en la extinción del incendio de Nivel 2 declarado en la zona y que, según ha admitido, tiene “mal aspecto”.

Mientras tanto, desde el Servicio de Emergencias del 112 han admitido que las previsiones “no son buenas”, por lo que no se espera estabilizar el incendio ni controlarlo en las próximas horas. “Está descontrolado”, admiten, al tiempo que han informado de que al lugar ya han llegado dos helicópteros con 25 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias, desplazados desde Valencia para colaborar en las labores de extinción.