Compartir

El centenar de niños de Castilla-La Mancha que anoche tuvieron que ser desalojados de un campamento de Ayora (Valencia) por la cercanía de un incendio forestal, han pasado la noche en el polideportivo municipal de la localidad valenciana y se encuentran bien. José Panadero, uno de los monitores de Scouts Castilla-La Mancha, ha dicho que el grupo está formado por un centenar de personas de niños y jóvenes de entre 6 y 21 años de dos grupos de scouts de Albacete y de Toledo. El monitor ha explicado que el trato es exquisito y que tienen intención de terminar el campamento que concluye el martes, ya que la zona de acampada no se ha visto afectada.

El desalojo se produjo sobre las 21.00 horas de ayer después de que se declarara un incendio en una zona cercana al campamento, una granja escuela situado en la finca El Regajo, donde estaban los chavales de la región. El incendio, que no ha traspasado a la provincia de Albacete, se ha quedado a unos 500 metros de esta finca, Según Mercedes Herrero, propietaria del campameto, “los niños, de momento, no van a poder volver. Aunque aquí no ha pasado nada el fuego está cerca y hay aviso de temperaturas cercanas a los 40 grados”.