Compartir

Según informaron hoy medios locales, las autoridades detectaron la presencia de niveles “mínimos” de uranio y ordenaron el desalojo de una zona reducida de 45 metros cuadrados del aeropuerto.

Portavoces del Departamento de Protección Ambiental de Florida y del Departamento de Aviación precisaron que el bidón, de unos 200 litros de capacidad, se encontraba en el interior de un avión que iba a ser desmantelado.

Los servicios de rescate de Miami y equipos del Departamento de Recursos medioambientales trabajan ya alrededor del avión para “descontaminar” la zona afectada.

El aeropuerto de Opa-Locka realiza labores de desguace y desmantelamiento de aviones, además de prestar servicios secundarios al aeropuerto internacional de Miami.