Compartir

El Pontífice llegó en un automóvil utilitario al centro hospitalario, donde fue recibido por el arzobispo de Río de Janeiro, Orami Joao Tempesta, y el director del centro, el franciscano Francisco Belotti.

Cientos de personas esperaron al Papa a la puerta del hospital, en medio de la incesante lluvia que durante todo el día cayó en la ciudad.

Francisco partió en helicóptero de Aparecida, a unos 245 kilómetros de Río de Janeiro, a las 15.45 hora local (18.45 GMT), hacia la cercana localidad de Sao Jose dos Campos, desde donde voló en avión hasta esta ciudad.

Francisco es el tercer papa que visita Aparecida. En 1980 lo hizo Juan Pablo II y en 2007 Benedicto XVI, que inauguró la V Asamblea General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe (CELAM).