Compartir

Un tren Alvia que cubría la ruta entre Madrid y Ferrol ha descarrilado esta noche, cuando ya estaba muy cerca de Santiago de Compostela, han informado fuentes de Renfe.

En el tren viajaban 240 personas y hacía escala en Ourense y Santiago antes de llegar a Ferrol. Todos los vagones del tren permanecen volcados a la altura del viaducto de la AP-9 en Angrois y servicios de emergencias y bomberos se desplazan al lugar del accidente, en la entrada a la capital de Galicia desde el sur.

Las mismas fuentes han indicado que el accidente se registró a las 20.42 cuando, según varios testigos, el treno tomó una curva a gran velocidad. Hasta el lugar se han desplazado efectivos de la Policía Nacional, así como un equipo de bomberos, y en breve está previsto que llegue una representación de la Xunta. Renfe no ha sabido confirmar por el momento si hay heridos o incluso muertos. No obstante el diario 'La Voz de Galicia' habla ya de hasta diez víctimas mortales.

Según el mismo diario hasta el lugar se han trasladado efectivos de la Policía Nacional, Local y los bomberos para rescatar a los pasajeros que puedan estar atrapados en el lugar. Los vecinos también estarían cooperando en la ayuda a los pasajeros heridos.

Hasta el lugar de los hechos, donde se puede divisar una intensa columna de humo, se están desplazando el delegado del Gobierno, Samuel Juárez, y el subdelegado del Gobierno en A Coruña, Jorge Atán. Acaba de llegar hasta la zona el conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, Agustín Hernández, y ha acudido también el alcalde de la capital gallega, Angel Currás.

El suceso se produce en el comienzo del puente del Día de Galicia y en la noche donde Santiago vive su fiesta grande, unos actos que ya han sido suspendidos.

Teléfono de atención a los familiares de los pasajeros: 981551100