Compartir

Los reguladores estadounidenses publicaron una revisión científica de datos que muestra que los cigarrillos mentolados son más difíciles de dejar que los normales, y solicitó información pública acerca de una posible prohibición. Los cigarrillos de sabor mentolado no están vinculados a un mayor riesgo de enfermedad, pero suponen «un riesgo de salud mayor que los observados en los cigarrillos no me…