Compartir

Una de las bromas de ayer entre los cariocas era presumir de haber inventado el «papa-inmóvil» ya en el primer recorrido del Santo Padre por Río de Janeiro. El buen humor alivia muchos problemas en esta ciudad extraordinariamente hermosa pero «algo» desorganizada, en que las autoridades se pasan la «patata caliente» de la responsabilidad de los fallos con una agilidad asombrosa.El hecho serio y al…