Compartir

La simplicidad del Papa Francisco dejó en evidencia los fallos del esquema de seguridad del que había alardeado el Gobierno de Río, con al menos 15.000 hombres repartidos por la ciudad para garantizar la seguridad del pontífice durante los días de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) esta semana. [Aquí te contamos la JMJ al minuto].Sin embargo, las autoridades cariocas no asumieron claramente l…