Compartir

El Papa Francisco, que aterrizó ayer en Río de Janeiro, siempre ha mostrado su entusiasmo por los jóvenes, algo que ha quedado patente en estos días previos a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Brasil. Por ello ha cambiado su agenda para poder reunirse con miles de jóvenes peregrinos argentinos el próximo jueves.«La Iglesia Católica me informó del deseo del Papa de encontrar un lugar para …