Compartir

Se trata de jóvenes del pueblo de San Julián, situado a 175 kilómetros de la ciudad de Santa Cruz, que desde hace siete días mantienen cerrado el paso en la ruta que va hacia la región amazónica de Beni, perjudicando a las actividades económicas de ambos departamentos, informaron hoy fuentes empresariales.

Según mostraron medios locales, los movilizados han bloqueado con troncos y tierra la carretera para exigir que la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM), la estatal de Santa Cruz, funde una nueva facultad en la zona rural denominada Chiquitania.

El Consejo Universitario de la UAGRM analiza desde pasado el mediodía en una reunión la demanda de los jóvenes de San Julián, que mantienen el bloqueo mientras aguardan los resultados del encuentro.

El presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz, Gabriel Dabdoub, dijo a Efe que la protesta ha dificultado el transporte de alimentos perecederos como la leche, la carne de res, el pollo y diversos productos agrícolas.

El presidente de la Confederación de Ganaderos de Bolivia, Juan Carlos Peredo, advirtió, por su parte, de que Santa Cruz podría quedar desabastecida de carne de res proveniente de Beni y de la Chiquitania si persiste el bloqueo.

“Esto es injusto para los productores. A pesar de que puede ser un pedido muy justo para los jóvenes de San Julián, la forma creo que es la equivocada”, sostuvo Peredo.

Entretanto, los transportistas han asegurado de que cada camión parado en la ruta pierde a diario 220 dólares.

Los empresarios instaron a las autoridades y a los universitarios a dialogar para resolver el conflicto y evitar mayores perjuicios para Santa Cruz y Beni.

La Policía boliviana intentó el fin de semana desbloquear la ruta, pero la acción derivó en un enfrentamiento que dejó decenas de heridos, entre agentes y manifestantes, además de un motociclista civil fallecido cuando trataba de esquivar las piedras y troncos tirados en la carretera.

El viceministro de Régimen Interior, Jorge Pérez, sostuvo hoy que han recibido información de que la movilización es manejada políticamente por algunos sectores de oposición para “perjudicar al Gobierno nacional”.