Compartir

A través de un comunicado, el Ministerio del Ambiente de Perú indicó que la COP20 de Lima “será crucial para obtener un nuevo acuerdo climático vinculante que reemplace al Protocolo de Kioto”, acuerdo adoptado en 1997 y que establece un compromiso para la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero de los países firmantes.

Perú, como país anfitrión de la cita en 2014, ha declarado de interés nacional la organización de la COP 20, a la que estima que asistirán unas 15.000 personas, y ha proyectado que los beneficios por ingresos económicos oscilarán inicialmente entre los 40 y 45 millones de dólares debido a los gastos en hoteles, restaurantes y compras de los más de 15.000 visitantes.

“El Perú es uno de los países más vulnerables ante las amenazas del cambio climático debido a la diversidad de climas y territorios”, resaltó, asimismo, el comunicado oficial.

La COP se organiza desde 1995 como parte de los compromisos del Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

En la pasada cumbre de la ONU sobre Cambio Climático, que concluyó en Doha el 8 de diciembre de 2012, se aprobó extender el periodo de compromiso del Protocolo de Kioto hasta el 31 de diciembre de 2020.

Pese a su renovación, el Protocolo de Kioto no contó con grandes potencias como Japón, Rusia, Canadá y Nueva Zelanda, ni con Estados Unidos, que nunca llegó a ratificarlo.

Estas ausencias implican que los países que se han comprometido a reducir su emisiones durante el segundo periodo de Kioto, con los de la Unión Europea, Australia, Noruega y Suiza a la cabeza, generan poco más del 15 % del total de emisiones contaminantes mundiales.