Compartir

Sin entrar en detalles de la petición hecha a EE.UU., Lobo indicó a los periodistas que se está a la espera de “una respuesta” y que desde México hasta Argentina “se ha condenado el espionaje” a través de los sistemas de comunicación.

El gobernante subrayó que en asuntos de tal naturaleza es cuestión de invertir el caso aplicando “la regla de oro: no le hagas a otro lo que no te gustaría a ti que te hiciesen”.

“A nadie le gusta que en su territorio haya espionaje de ningún tipo”, expresó Lobo, quien además recordó que en la Cumbre del Mercosur celebrada la semana pasada en Uruguay, a la que asistió como invitado, los países representados “todos protestaron por eso”.

“Igual se protestó por el irrespeto que sufrió el presidente Evo Morales”, de Bolivia, cuando recientemente se le impidió sobrevolar y aterrizar en varios países de Europa, ante la presunción de que con el gobernante suramericano viajaba el extécnico de la Agencia Central de Información (CIA) Edward Snowden.

El martes, la canciller hondureña, Mireya Agüero, dijo escuetamente a periodistas que su país ha pedido “mediante canales diplomáticos” una explicación al gobierno de Estados Unidos por el espionaje a Honduras al igual que a otros países.

Agregó que el asunto se ha venido manejando de una “manera discreta”, pero que de haber una respuesta de Estados Unidos, se hará trascender.