Compartir

La Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha ha decretado la vuelta al nivel 1 de alerta en el incendio de Almorox, que se originó en la tarde de ayer en esta localidad próxima a la Comunidad de Madrid, por lo que los miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME) se han retirado del lugar del suceso. Según informa la web de la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha, también se han podido abrir todas las carreteras que estaban cortadas a causa del incendio, excepto la que une Almorox con Cenicientos.

El fuego, que ya está perimetrado en su totalidad, se ha extendido por 1.300 hectáreas, si bien aún no se ha determinado cuánta de la superficie se ha quemado. Además, los residentes de las urbanizaciones El Romillo y El Pinar, que fueron desalojados ayer, han podido volver a sus casas. En total, en estos momentos trabajan 420 personas con 23 medios de extinción aéreos, 74 medios terrestres y otros dos dedicados a las tareas de dirección y coordinación

Desalojos

Soriano ha recordado que la pasada noche se tuvieron que desalojar dos urbanizaciones de Almorox y una más de Madrid. Respecto a las personas de la localidad toledana ha señalado que han sido unas 50, que han pasado la noche en el colegio del municipio y que se encuentra “perfectamente”. “Han sido atendidos por personal de la Junta, Cruz Roja y Protección Civil, el desalojo ha sido muy tranquilo y creemos que, si todo va bien, a media tarde las personas de estas urbanizaciones podrán regresas a sus domicilios, pero depende de cómo vaya avanzando el incendio y de la evolución del viento”, ha argumentado.

También ha recordado que hay cuatro carreteras cortadas, entre ellas la N-403 que une Almorox con Avila, y ha señalado que los quipos de Castilla-La Mancha, la Comunidad de Madrid y de la Unidad Militar de Emergencias volverán a reunirse sobre las 12.00 horas para valorar cómo se encuentra el fuego y tomar decisiones. “Lo que nos ha preocupado son las urbanizaciones”, ha señalado Soriano, quien ha reconocido que no se trata de un incendio “complicado” desde el punto de vista forestal, sino que la mayor preocupación han sido las urbanizaciones porque hay “muchas” casas diseminadas en las zonas del incendio.