Compartir

La Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) de los Estados Unidos suspendió este martes un paseoespacial debido a la acumulación de agua en el casco de un astronauta. La Estación Espacial Internacional permitió la salida del astronauta a las 8 de la mañana para realizar una serie de operaciones que durarían seis horas y media, pero después de una hora y 32 minutos fue dada por finalizada debido a la presencia de agua en el casco de uno de los astronautas.

El agua no supuso “un riesgo inmediato para la salud” del astronauta, dijo la NASA, y afirmó que el astronauta italiano Luca Parmitano no tuvo ningún problema respiratorio.Parmitano descubrió agua flotando en su casco, por lo que alertó a su compañero, el estadounidense Chris Cassidy, quien a su vez informó al control de la misión, de acuerdo a informaciones de la cadena estadounidense CNN.

Debido a está situación decidieron dar por terminada la misión. “Fue una situación ordenada en la que los miembros de la tripulación y el equipo en tierra reaccionaron siguiendo los procedimientos habituales. Decidieron que debían terminar para proteger la seguridad de los astronautas que estaban fuera”, afirmó Humphries. Parmitano y Cassidy iban a instalar unos equipos de energía y a preparar los cables para el nuevo módulo de laboratorio que llegará en los próximos meses, según informó la NASA.