Compartir

Soplan vientos de cambio en la Iglesia catalana y no todo el mundo los respira por igual. La sucesión del cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, que fuentes episcopales dan por sentado que se producirá a finales de año; la jubilación, en 2014, del obispo de Lérida, Joan Piris Frigola, y el probable relevo en los próximos tiempos de otros dos prelados con delicado estado de salud,…