Compartir

A modo de orientación, para saber si un alimento tiene la proporción adecuada de un nutriente es necesario que la etiqueta nos informe del porcentaje de éste según las recomendaciones diarias de consumo. Si el nutriente en el alimento tiene un valor diario del 5% o menos se considera que tiene un bajo contenido de tal nutriente.