Compartir

Pertenece a la familia más rica de Francia y décima del mundo. En total: 29.000 millones de dólares, según la revista 'Forbes'. A sus 38 años, Delphine Arnault acaba de ser nombrada directora adjunta de Louis Vuitton. Asumirá el cargo en septiembre y tiene toda la pinta de tomar el relevo de su padre, el poderoso Bernard.