Compartir

Un montón de mozos creado a la entrada de la plaza de toros y que ha impedido la entrada de los Fuente Ymbro al coso ha generado momentos de dramatismo y angustia en el séptimo encierro de los sanfermines 2013.

El encierro, corrido en 4 minutos y 15 segundos, transcurría con gran rapidez y sin demasiadas incidencias hasta el momento en el que los toros han llegado a la plaza, donde un gran montón de corredores que se había originado poco antes les ha impedido el acceso y ha causado que muchos mozos fueran aprisionados y algunos quedaran inconscientes.

Con los mozos disfrutando cerca de los bureles uno de estos ha resbalado y sus hermanos han saltado por encima de él para seguir el recorrido, un momento en el que metros adelante, a la entrada del coso taurino, ha comenzado a formarse un tapón debido a la caída de numerosos corredores y a que una de las puertas de acceso al anillo ha quedado inexplicablemente cerrada.

La limitación en el acceso, en un momento en el que multitud de mozos entraba poco antes de los toros, ha creado momentos de angustia ante la inminencia de la llegada de los Fuente Ymbro, que finalmente han llegado junto a los cabestros y han topado con el muro humano. Mientras, en el callejón el toro color melocotón permanecía tumbado en el suelo tratando de levantarse.

Un herido muy grave

En este caos en el que los dobladores y algunos corredores desde la arena trataban de rescatar a los mozos del montón y los toros empujando aunque sin embestir, se han vivido momentos de pánico entre los mozos que saltaban por encima del montón tratando de escapar de los astados. Finalmente la situación se ha resuelto cuando se ha abierto el callejón de la plaza para obligar a la manada a entrar al coso por otra de las puertas y conducirla sin mayores incidencias hasta los chiqueros.

Acabado el encierro se ha comenzado a disolver el montón y algunos mozos han sido trasladados en estado inconsciente hasta la enfermería de la plaza. Uno de ellos se encuentra herido muy grave y está siendo operado en estos momentos.

En el tapón también se han registrado más heridos, cuatro de carácter grave por contusiones torácicas y abdominales, de las que han sido atendidos en la enfermería de la plaza de toros, según ha informado el doctor Hidalgo, responsable médico del coso. Hasta el Complejo Hospitalario de Navarra han sido trasladados por el momento 19 personas como consecuencia de los percances sufridos en el encierro.

Los astados han tomado el relevo a los de El Pilar, que ayer, rompieron las estadísticas de 2013 al cornear a tres mozos en una carrera escalofriante.